Amigos de la Tierra, WWF Zaragoza y la Plataforma Loporzano SIN Ganadería Intensiva se oponen a la ampliación de una explotación avícola para engorde de pollos hasta 70000 plazas en el término municipal de Loporzano (Huesca).

Por ese motivo, dichas organizaciones han presentado este mes de junio alegaciones ante el INAGA durante el trámite de información al público del proyecto y estudio de impacto ambiental. Dichas alegaciones hacen referencia a aspectos como la protección del quebrantahuesos y del águila perdicera, y el uso de un volumen de estiércoles excesivo como fertilizante para las hectáreas de cultivo disponibles, lo que incumpliría la normativa vigente e incrementaría sin duda la contaminación de las aguas por nitratos como está ocurriendo ya en la comarca de la Hoya de Huesca y en toda la provincia; lo cual constituye un grave problema de salud pública.

En opinión de la Plataforma Loporzano SIN Ganadería Intensiva, la construcción de dicha explotación ya ha provocado un daño medioambiental irreparable y ampliarla únicamente causaría mayor perjuicio.

Amigos de la Tierra ve con preocupación la proliferación de estas explotaciones que amenazan la salud de la ciudadanía y el medio ambiente. Señala que es necesario apostar por una ganadería a pequeña escala y evitar estas megaexplotaciones que solo redundan en la pérdida de empleo, de biodiversidad y en una alimentación de baja calidad para la población.

Loporzano. Foto: Amigos de la Tierra Aragón

Loporzano. Foto: Amigos de la Tierra Aragón

En general, estas organizaciones consideran que se están incumpliendo normativas destinadas a minimizar las afecciones al medio natural y a la población por parte de este tipo de explotaciones.

La Plataforma Loporzano SIN Ganadería Intensiva se muestra satisfecha de contar con un amplio apoyo de la sociedad civil en su reivindicación de un desarrollo sostenible para su municipio, privilegiado en términos medioambientales y que debe protegerse de la contaminación y de las graves repercusiones para sus habitantes que conlleva la ganadería industrial. Este movimiento vecinal recibía recientemente su segundo apoyo internacional, el de Food & Water Europe, que se suma a las 24 organizaciones que apoyaban a la plataforma aragonesa hasta la fecha.