Decenas de personas han participado en la convocatoria  de Amigos de la Tierra Aragón y WWF Zaragoza junto con la coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos para reinvindicar una política activa de conservación, recuperación y gestión sostenible de los cursos fluviales.

Como cada año, miles de personas se reunieron el pasado domingo 9 de julio en torno a diferente puntos fluviales de Europa para dar el “gran salto” a favor de la calidad de las aguas de los ríos. Las organizaciones ecologistas WWF Zaragoza y Amigos de la Tierra Aragón repetimos acción conjunta y elegimos el río Gállego a su paso por Santolaria de Galligo con el fin de reivindicar un río vivo frente a la construcción del embalse de Biscarrués, un proyecto que ha sido impulsado de nuevo desde el gobierno estatal después de 30 años del plan inicial.

El Big Jump es un evento europeo en defensa de los ríos, que se realiza desde 2005 y en el que de forma festiva, se solicita a las autoridades que cumplan la Directiva Marco de Agua, la ley comunitaria de protección de los ríos y los ecosistemas acuáticos. Las organizaciones ecologistas recuerdan que unos ríos sanos y vivos proporcionan servicios esenciales a la sociedad, y son la mejor garantía para tener agua en el futuro.

Big Jump en Santolaria, la Galliguera

Grandes obras hidráulicas como la del embalse de Biscarrués ponen en peligro la supervivencia de los pueblos amenazados y el conjunto de la sociedad. Es de justicia respetar los derechos de comunidades locales y pueblos, frente a negocios encubiertos de determinados grupos de presión. No es necesario sacrificar patrimonios sociales y naturaleza en pro del desarrollo, y la Galliguera es un buen ejemplo de ello.

Es fundamental entender los ríos como complejos y dinámicos cuerpos vivos, y no como simples colectores de agua; asumir que cantidad y calidad son caras de una misma moneda; comprender que disponer de aguas de calidad pasa por respetar y preservar la funcionalidad y la vida de los ecosistemas que integran el ciclo natural del agua; recuperar el tradicional valor lúdico, estético y simbólico de los paisajes del agua, característico de las culturas mediterráneas. Todo ello exige un cambio cultural, no sólo en la Administración sino también en la ciudadanía, porque la salud de nuestros ríos es responsabilidad de todos.

Desde Amigos de la Tierra Aragón queremos mostrar nuestro  apoyo a los vecinos de la Galliguera y manifestar nuestro rechazo a un plan, el del embalse, el cual es“un sinsentido desde el punto de vista económico, social y medioambiental.

salto al río Gállego

Berta Cáceres, líder indígena lenca y activista medioambiental en defensa de los ríos

 

Amigos de la Tierra agradece la ayuda financiera de la Unión Europea. Los contenidos de este evento y sus materiales son de responsabilidad exclusiva de Amigos de la Tierra y no pueden considerarse como un reflejo de la posición de la Unión Europea. La Unión Europea no se hace responsable del uso que pueda hacerse de la información proporcionada en este evento y en sus materiales.