Coincidiendo con las lluvias intensas y la avenida del Ebro de días pasados, se produjo un desprendimiento en el escarpe de Alfocea que arrastró un tramo del camino que en su día denunció Amigos de la Tierra Aragón.

 En octubre de 2015 se denunciaron los trabajos de desmonte en el escarpe de Alfocea (TM de Zaragoza) para ampliación de una pista que ya existente que conduce a unas fincas agrícolas particulares en la margen izquierda del Ebro y que ha venido siendo muy cuestionada por su trazado absolutamente inapropiado, por discurrir dentro del Lugar de Interés Comunitario LIC El Castellar de la Red Natura 2000 y afectar una zona frágil, inestable y de fuerte pendiente, originando un grave impacto ambiental -presencia de flora y fauna amenazadas- y paisajístico, por la gran visibilidad que tiene la cicatriz de la pista. 

Las obras de ampliación de 2015 se produjeron por mero acuerdo entre los particulares y el Ministerio de Defensa, sin contar con las mínimas garantías técnicas y despreciando el impacto ambiental, ocasionando de nuevo gran movimiento de tierras.

El actual desprendimiento que se ha llevado por delante el camino, y podía haber causado daños personales, demuestra lo inapropiado del trazado y las consecuencias de actuar al margen del medio ambiente.

Amigos de la Tierra Aragón solicita el cierre de dicha pista y la restauración ambiental de la cicatriz de la misma y exige se depuren responsabilidades.