Amigos de la Tierra Aragón denunciamos el uso de animales salvajes en espectáculos circenses, animales que, como en el caso de leones, tigres o elefantes, están incluidos en los apéndices de la Convención sobre el comercio internacional de especies de fauna y flora amenazadas (CITES).

Con motivo de la presencia del Circo Coliseo en la villa zaragozana de Alagón, queremos sumarnos a las reivindicaciones de la asociación local “Colectivo ReaccionA” por el disfrute de los circos sin la necesidad de explotar animales para la diversión, actividad carente de valor educativo alguno.

Cabe destacar que a iniciativa de vecinos de Alagón, desde hace meses existe un borrador de ordenanza para la protección y tenencia de animales en el municipio al cual el consistorio local todavía no ha dado respuesta.

La prohibición del uso de animales en circos es un hecho en diversas regiones del mundo y en la mayoría de países europeos, como Austria, Finlandia, Portugal, Hungría, Dinamarca, Holanda, etc. En España, ante la falta de una normativa general ya son más de 380 municipios los que rechazan los espectáculos con animales a través de ordenanzas municipales.

La vida es un fenómeno de interdependencia y cooperación entre los seres humanos, el resto de especies y el entorno, lo que nos obliga a adoptar planteamientos morales, una nueva ética de carácter ambiental para comprendernos y comprender el medio natural y socio-cultural que nos rodea, donde no tienen cabida espectáculos que impliquen maltrato animal. Debemos recordar que para que los animales empleados en los espectáculos circenses desarrollen conductas antinaturales han de ser sometidos a duros entrenamientos que conllevan golpes y privaciones, además de que son mantenidos en recintos artificiales de escasas dimensiones y soportan dietas monótonas y pobres, lo que conlleva deterioro físico y psicológico.

Circos sí, pero sin animales

Amigos de la Tierra Aragón apostamos por brindar a nuestros hijos un circo espectacular y creativo sin utilizar animales, que eduque en valores y en el respeto hacia las personas y la comunidad de la vida.

 

Notas:

Apéndices I, II y III de la CITES: https://cites.org/esp/app/index.php