Hace poco más de un año fue asesinada en Honduras Berta Cáceres.

Indígena, dirigente del pueblo Lenca, feminista, defensora incansable de los derechos humanos y del medio ambiente llevaba más de veinte años en lucha para defender su territorio, sus ríos y sus gentes de la voracidad de las multinacionales.
Había recibido casi tantos premios y reconocimientos internacionales como amenazas y atentados en su país, y continuaba al frente del COPINH (Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras), coordinándose tanto con las organizaciones de su país en el Frente Nacional de Resistencia Popular, como a nivel internacional en La Vía Campesina y en la Articulación Continental de ALBA-Movimientos.
Sus compañeras y compañeros del COPINH dicen que Berta no murió, sino que fue sembrada, y que se está multiplicando en las luchas de su pueblo y de tantos otros pueblos que siguen su ejemplo.
Y ese es el mensaje que nos quieren transmitir en el cartel que convoca el acto que tendrá lugar en Zaragoza el próximo día 25 de marzo, sábado, a las 18 horas en el Centro Joaquín Roncal.
En la charla debate participarán Laura Zúñiga Cáceres, hija de Berta y Camilo Bermudez del COPINH. Como presentador y moderador contaremos con Gustavo Castro, activista mexicano sobreviviente y único testigo del asesinato de Berta.

El acto está convocado y apoyado por numerosas organizaciones aragonesas que hemos dejado de lado nuestras siglas y logos para dar todo el protagonismo a Berta Cáceres y el COPINH.